jueves, 8 de octubre de 2015

LAS BAILARINAS

      Érase una vez una pequeña bailarina de nombre Jimena. Empezó a bailar ballet desde los seis años y desde entonces su única pasión es el ballet.
      Un día mientras ensayaba apareció el dueño de la escuela con un sobre blanco con una dirección a París y con una nueva alumna, esa niña a Jimena la parecía muy conocida, Se dio cuenta de que era la hijastra de su tío ¡era Olga!
       Después de la presentación de Olga, el dueño de la escuela Mr. Jhons, decidió a leer la carta en alto.
      
      Buenas tardes somos de la compañía K.U.B. (Keremos un baile) y os queríamos invitar al IV concurso de baile anual. Se celebrará en París en el conservatorio Sacré-Coeur  a las 15,30 (lunes) y terminará el jueves con horario 12 a 21,15.
                                                                Un saludo
 
 
      Las chicas tan emocionadas por la noticia decidieron hacer una asamblea para montar la coreografía, dado que faltaba sólo una semana para el concurso. Entre tantas opiniones y discusiones al final eligieron “El lago de los cisnes”.
       Unas horas más tarde decidieron elegir a la protagonista del baile y por mayoria salió Jimena.
       A su prima Olga no le hacía mucha ilusión que ella fuera la protagonista, dado que también quería por una vez  que le prestaran atención. Faltaban varias horas para coger el autobús para ir al aeropuerto.
       Ya entrando en el avión se sentaron y esperaron a que despegara, pasadas unas horas llegaron a París y se hospedaron en un hotel a veinte minutos del conservatorio.
       Todos los días se levantaban temprano para ensayar durante mucho tiempo. Pasaron los días y la competición seguía, hasta que llegaron a la final. Les tocaba competir contra The line  of the dance.
       En el último ensayo Jimena accidentalmente resbaló y se torció el tobillo, cómo no podía bailar tuvieron que volver a elegir protagonista, Olga era una candidata y la otra Sofía pero al final se decantaron por Olga.
      Era el momento de la gran final y después de unos minutos los jueces ya tenían ganador y éste era ¡El lago de los cisnes!
   Pasaron unas semanas desde la victoria, Jimena ya se había mejorado y fue al estudio a decírselo a sus compañeras, y entonces en el pasillo vio que estaba una taquilla abierta y dentro había un bidón de agua vacío y un cartel en el suelo húmedo.
   Entonces fue corriendo a su aula y dijo: mirad lo que estaba en la taquilla de Olga—
Todas se quedaron asombradas y la profesora preguntó: Olga ¿lo hiciste para que Jimena resbalara?—
   Y Olga sinceramente respondió que sí.
   La profesora pensó que lo mejor era que tuviera un castigo, entonces la dijo que ella no podría bailar en este estudio durante una semana.
   Olga dijo que sí que se lo merecía y que no volvería a entrometerse en el camino de nadie.
 
                                                                     FIN
Belén T.

 ©  Todos los derechos reservados.

 

 

1 comentario:

  1. ¡¡¡Muy bien por Belén!!! Un cuento entretenido, y hasta con moraleja... ¡¡¡Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar