domingo, 19 de febrero de 2017

ALICANTE




Foto de Cristina G.R.

UNA MÁS


REFRÁN


Cual más cual menos, toda la lana es pelos.

E. GONZALÈS

Eva Gonzalès ( Nace en París 19 de abril de 1849 y muere el  5 de mayo de 1883 fue una pintora impresionista francesa de origen español y monegasco

Hija del escritor español naturalizado francés, Enmanuel Gonzalès, comienza a estudiar pintura a los 16 años. Discípula de Charles Joshua Chaplin, más tarde lo será de Édouard Manet, en cuyo taller será modelo y alumna. La influencia de Manet en su pintura es visible hasta 1872, después su estilo se vuelve más personal, especializándose en obras al pastel y tonalidades claras.

En 1879 se casa con uno de los hermanos del grabador Henri Guérard, naciendo de esta relación su hija Julie pero falleciendo ella a causa de una embolia originada en el parto, 5 días después de la muerte de su maestro Manet. Está enterrada en el cementerio de Montmartre, en París.
 

 

miércoles, 15 de febrero de 2017

DOS CAMINOS












 
 
 

 


       
©  Todos los derechos reservados.
 

CANVÁS


REFRÁN

Febreruco es loco, unas veces por mucho y otras por poco.

CANVÁS


domingo, 12 de febrero de 2017

GRITOS -2

Y  sí, no disimularé mi locura…No volveré a mentir a nadie y sobre todo a mí mismo. Soy un ser imperfecto con limitaciones, con  temores, pero a la vez mi grandeza y mi poder van más allá de todo lo que me impide ser quién soy libremente.

Si mi libertad es un síntoma de locura, lo acepto, lo asumo, lo grito: ¡estoy loco!

Loco y libre, para equivocarme, para aprender, para abrirme al mundo y mostrar mis debilidades sin temor, a no hacerlo bien o a ser juzgado. La libertad me mostrará el camino hacia la luz de la conciencia.

                                                                                                  Cristina Gil R.

 La conciencia recuerda que siempre es el hilo conductor en un cambio de planes en nuestra vida.

Que se ratifica en que mantendrá sus ideas ante la irrupción de tanta amenaza estúpida.

La conciencia que sigue en su particular lucha por escoger relaciones que realmente nos interesen o apasionen.

Que hace énfasis en lo significativo y aumenta el diálogo, y permite flexibilizar el orden de las cosas que acompasan cada momento.

La conciencia que se enamora del buen vicio y de la buena compañía, que acredita el momento de la gran duda y multiplica los efectos del proceso reflexivo.

La conciencia no tiene la fórmula de la eterna felicidad y se arropa bajo la bandera de la supervivencia.

La conciencia, ésta tía es una revolución total.
                                                                                                   Miguel Cancio

 Y sí, efectivamente no disimularé mi locura….Acéptame como soy. Tú, loco amante soñador.

¡Mujer! No me pidas sensatez o cordura, o me matarás de pena y dolor…

                                                                                                         Ana Daza

También estoy loca, loca de amor por ti, pero sé que tú buscas otra cosa que no hallas en mí.

Cada vez que te miro siento como se me desgarra el corazón, al no poder besar esos labios provocadores.

¡Aléjate de mí! Regresa a tus orígenes y así nuestras locuras quizás encuentren la cordura que nos ayude a sobre vivir.
                                                                                                                  Toñi Redondo

A pesar de todo el dolor sufrido en el pasado, a pesar de que siempre me he aferradado a él, cerrando mis ojos hacia lo nuevo, por temor a lo desconocido, a no tener el control...


Elijo no vivir más en un tiempo que ya no existe, entregando una ilusión muerta a unos seres que ya no son los de ayer, ni ellos, ni yo...


Estoy cansado de huir, de no enfrentarme al futuro, a los días inciertos...
Quiero tomar de la mano a la incertidumbre y dejarme llevar hacia donde mis pasos me impulsen. Mi libertad me guiará hacia lo desconocido".
                                                                                     Cristina Gil R

viernes, 10 de febrero de 2017

GRITOS-1

Y, sí, efectivamente no disimularé mi locura, la cabeza me da órdenes que no sé cómo llevarlas a término. Mi garganta hace esfuerzos por gritar y sin embargo no sale ningún sonido.
Mi pecho siente la opresión cual granada sin espoleta que estallará en cualquier momento y quizás en el más inoportuno.
Necesito encontrar un resquicio para mi cordura que me ayude a seguir viviendo. ¿Dónde buscarla?
Frente al espejo del galán me desnudo rasgando mi vestido, continuo con la ropa interior hasta dejarla hecha jirones en el suelo; levanto la mirada y veo un gran charco de sangre bañando mis pies, con tiras de piel colgando y una mueca en el rostro desfigurado.
No me reconozco, desvío la mirada hacia el suelo y compruebo que el reflejo del espejo no soy yo, ¿entonces a quién he visto?
Un grito sordo salió de mi garganta mientras alzaba mis brazos con desesperación al ver de nuevo el reflejo en el espejo…
                                                                                                                         Toñi Redondo

 SÍ, escuché voces, pero ésta vez no provenían de mi cabeza…. De repente todo a mí alrededor se tornó oscuro y silencioso, y me pregunté: ¿Será esto la antesala de la muerte?
Al  abrir los ojos me sorprendió el color blanco de las paredes. Y una camilla… Y la enfermera se acercó, con voz suave casi como un susurro me dijo:
—Dentro de poco te daremos el alta; ¡Ah! Por cierto tu esposo e hijo han venido a verte.
No podía salir de mi asombro, todo era tan real; el espejo, la sangre, ése hombre y el rostro desfigurado… ¿Habrá sido tan solo producto de mis delirios?
Nada de esto ha pasado, ¡huf... que alivio! Soy tan feliz… Es como renacer.

 ©  Todos los derechos reservados.                                             Ana Daza
                                                                                                                   
 

 

REFRÁN

Febrero loco ningún día se parece a otro.

B. MORISOT


jueves, 9 de febrero de 2017

LA OTRA PUERTA

Estoy de nuevo en una de esas etapas críticas de mi existencia. Con tanto sufrimiento a la espalda, que mi cuerpo se inclina hasta dar de bruces contra el suelo.

Sin nada ni nadie donde apoyarme, no encuentro salida y el horizonte lleno de oscuros nubarrones, me pregunto ¿qué hago aquí? Ya no puedo resistir vivir con este lastre, la soledad en otro tiempo bendecida hoy se ha vuelto una enemiga feroz.

Las fuerzas me abandonan y la cama se ha vuelto mi refugio. Estoy vegetando no hago más que alimentarme para mantener este cuerpo cada vez más inerte.

Los pensamientos se han vuelto oscuros y las ideas han dejado de fluir.

Me aferro con uñas y dientes a los recuerdos placenteros, de tanto hacerlo se han desgastado hasta casi desaparecer.

Es domingo tengo que levantarme, un último esfuerzo para salir del pozo en que se han convertido mis días, meses y años, sí, los nueve años que llevo sin saber para qué existo.

Solo me queda una puerta por abrir pero soy cobarde. ¿Quién soy yo, para provocar en otros un sufrimiento añadido? Esa pregunta me detiene, cada vez que se adueñan de mi mente los  más negros pensamientos.

Y de nuevo espero, (sin saber muy bien el qué) una señal de esperanza para continuar el camino.

©  Todos los derechos reservados.

 

miércoles, 8 de febrero de 2017

domingo, 5 de febrero de 2017

MONET


FLOR DE LOTO, ORQUÍDEA Y NARCISO

Según la mitología griega nos cuenta,  existió una hermosa diosa que huyó asustada al bosque, y fue a un lugar llamado Loto, lugar reservado para los perdedores y fracasados en la vida y allí se hundió.
Durante muchos años la joven diosa luchó hasta conseguir salir como una hermosa flor de largos pétalos.
Para los griegos la flor de loto significa el triunfo después de una lucha ingente contra el fracaso.

La Orquídea cuyo nombre está asociado a Orchis, hijo libidinoso de una ninfa y un sátiro que durante la fiesta en honor del dios Baco bebió demasiado y estando ebrio sedujo y violó a una sacerdotisa.
Los Dioses le castigaron a morir devorado por las fieras, pero la intervención de sus padres hizo que le devolvieran a la vida transformándolo en una bella orquídea.
Los griegos creían que comiéndose estas flores despertaban en su interior los poderes eróticos y la energía sexual del difunto Orchis.
La historia que todos conocemos es la de Narciso. Un joven famoso por su gran belleza del que todos se enamoraban, mientras él rechazaba las insinuaciones, Eco estaba herida por el rechazo encargó a la diosa de la venganza que lo hechizara, haciendo que Narciso se enamorara de su propia imagen reflejada en una fuente,
contemplándola sin respiro y arrojándose al agua.
En el lugar donde cayó nació una bella flor en su memoria.




sábado, 4 de febrero de 2017

ACORDES DE MELANCOLÍA

Es sábado por la mañana, estoy enredada entre papeles escritos desde los sentimientos más profundos. Llevan mucho tiempo aparcados en una carpeta que casi nunca abro.

Ha llegado el momento de poner todo en orden, pero me tropiezo con una carta, dolorosas letras escritas con sangre y con el fin de comprobar si sus efectos pasaron, la releo una vez más.

 
En este momento querido mío, me gustaría hallar las palabras para decirte los sentimientos que tu alma despierta en la mía. Cómo cada instante lo preside tu nombre, la emoción que me embarga al pronunciarlo consigue que broten sin querer las lágrimas en mis ojos. Un nudo inmenso y fuerte, atenaza mi garganta que apenas puedo respirar.

Me robas el sueño, caigo rendida de tanto pensar en ti, te siento tan cerca y a la vez tan lejano…Me despierto contigo y de nuevo se humedecen mis ojos.

Es madrugada me levanto y cojo un libro, necesito que la calma regrese a mi alma, esa que tú me robas cada día, cada segundo. Otro intento fallido, no me puedo concentrar.

Una y otra vez eres tú, insistentemente tú. Te expreso mis dudas, las reticencias ante un volcán de sentimientos que luchan por brotar y anegarlo todo. Y… ¿Qué hacer?..¿Cómo pongo una brida a un corazón desbocado?

Admiro el dulce brillo de tus ojos verdes, tu voz aterciopelada, tus manos acercándose lentamente  a las mías y la miel que tu boca me ofrece. Tu personalidad subyugadora.

¡Cómo me deleitan las notas que desgranan tus dedos cuando acarician la guitarra!...En fin que más puedo decirte, si no que estoy fascinada por ti.

Siempre he sabido expresar los sentimientos con el lenguaje escrito, quizás debido a la timidez impuesta a fuerza de reprimir los sentimientos.

La fuerza de tu juventud ha vuelto a mi otoño primavera, ¡he resurgido! Gracias, sí, te doy las gracias por renovarme en el amor.

Nos hemos encontrado en un precioso lugar y en un momento equivocado, ello me lleva a despedirme del hombre que más pasión me ha provocado.
Intenta ser feliz de ahora en adelante.

 
Con una sonrisa de añoranza, voy rompiendo despacio la carta, mientras compruebo que los sentimientos en otro tiempo tan intensos se han debilitado y han pasado a ser un bello recuerdo.


©  Todos los derechos reservados.


SOROLLA


REFRÁN

Enero helado y febrero aguado.

 

CITA

Todo amante es un soldado en guerra.
Ovidio.

JARDÍN CASA MUSEO DE SOROLLA

 
 
El jardín de su casa cuando él lo pintó.