domingo, 29 de noviembre de 2015

CITA

El secreto de una buena vejez no es otra cosa, que una pacto honrado con la soledad.
                             (Gabriel García Márquez)

REFRÁN


Amor con casada, vida arriesgada o sol de pasada.

LEÓN FELIPE (Extracto)


Poesía….

Tristeza honda y ambición del alma…

¡Cuándo te darás a todos…a todos,

Al príncipe y al paria,

A todos...

Sin ritmo y sin palabra


Quiero ganar mi verso,

Este verso;

Y quiero

Que vaya quedo

Raudo y sereno

Como un dardo certero

Al corazón del pueblo

De todos los pueblos…

Al corazón del Universo


viernes, 27 de noviembre de 2015

lunes, 23 de noviembre de 2015

CITA


Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena.
   (Paulo Coelho

REFRÁN


El pan sin ojos, el queso con ojos y el vino que salte a los ojos.

 

 

domingo, 22 de noviembre de 2015

REFRÁN

Viejo que boda hace, “requiescantinpace"

LA ESTRELLA VENIDA

En el naranjo está la  estrella,

¡A ver quién puede cojerla!

¡pronto venid con las perlas,
traed las redes de seda!

En el tejado está la estrella, 
¡A ver quién quién puede cojerla!

¡oh, qué olor a primavera
su pomo de luz eterna!

¡En los ojos está la
estrella!                                                                                                          
¡A ver quién puede cogerla!                                                   

¡Por el aire, por la yerba.
cuidado que no se pierda!

¡En el amor, está la estrella!
¡A ver quién puede cojerla!

J. Ramón Jiménez.

jueves, 19 de noviembre de 2015

REFRÁN


Mal me quieren mis comadres, porque les digo las verdades; bien me quieren mis vecinas, porque les digo las mentiras.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

EL TIEMPO QUE TE QUEDA

   Eran las dos de la tarde del domingo pasado cuando veía la televisión mientras comía (como solemos hacer muchos con frecuencia). Suelo zapear un poco antes de quedarme en una cadena concreta.

     Esa vez me planté en la dos de TVE pues aunque el documental estaba empezado lo reconocí  al ver la escultura de la tumba de Richard Strauss, lo continué viendo ya que pertenece a una serie de ellos donde se explica de forma sencilla la ópera y el contexto en que el compositor la realiza.

    En ésta ocasión nos mostraba “El señor de la rosa” con música de Richard Strauss y el libreto a medias Hugo von Hofmannsthal. Una ópera cómica  con un toque dramático que se desarrolla en tres actos.

    A penas me dio tiempo a disfrutar de su belleza  por que estaba muy avanzada la proyección.

    Es una obra humorística y ambientada en la sociedad del siglo XVIII, también utiliza las influencias de Froid sobre las pasiones humanas. E l personaje de La Mariscala que un  principio no era el papel protagonista, a medida que la obra avanza se convierte en el hilo conductor de la trama.

    Después de ésta información os diré que versa sobre el  amor ¡Cómo no! ¡Si es lo que mueve el mundo!

     Un matrimonio maduro, adinerado y  ella cansada o aburrida o las dos cosas, se liga (como decimos ahora) a un joven o sea que tiene un amante, pero cuando pasa el tiempo el muchacho se enamora de una chica de su edad.

     La Mariscala se da cuenta de lo que ocurre y piensa “mejor dejarle yo a que me deje”.  Con una  media sonrisa  sale de escena dejando sorprendidos a los enamorados. Es que la edad nos da experiencia y ella de esa forma mantiene el control de la situación. De esta forma creará nuevos objetivos de vida.

     Cuándo baja el telón el presentador comienza a despedirse y lo hace con una pregunta “¿Qué harán ustedes con el tiempo que les queda?”

     Una buena pregunta para pensar en la realidad de cada uno porque el pasado no lo podemos cambiar pero en el futuro podemos influir y aplicar nuestra experiencia e imponernos nuevos retos o  disfrutar de todo aquello que dejamos por el camino.

REFRÁN


Amor con amor se paga, y lo demás con dinero.

lunes, 16 de noviembre de 2015

CITA


Cuándo quieras emprender algo habrá mucha gente que te dirá que no lo hagas, cuándo vean que no te pueden detener, te dirán cómo lo tienes que hacer y cuándo finalmente vean que lo has logrado, dirán que siempre creyeron en ti.

                                                           Maxwell

domingo, 15 de noviembre de 2015

REFRÁN


Cuando el hambre entra por la puerta, el amor sale por la ventana.

 

A. MACHADO


LA TIERRA DE ALVARGONZÁLEZ (Romance basado en una leyenda de las altas tierras sorianas. Primero lo escribió en prosa, pero ante un reto que le lanzó J. Ramón Jiménez lo versificó y se lo dedicó. Aquí dejo un extracto del romance. )

Siendo mozo Alvargonzález,
  Dueño de mediana hacienda,
  Que en otras tierras se dice
  Bienestar y aquí opulencia,
  En la feria de Berlanga
  Prendóse de una doncella,
  Y la tomó por mujer
   Al año de conocerla.

Muy ricas las bodas fueron,
  Y quién las vio las recuerda;
  Sonadas las tornabodas
 Que hizo Alvar en su aldea;
  Hubo gaitas, tamboriles,
  Flauta, bandurria y vihuela,
  Fuegos a la valenciana
  Y danza a la aragonesa.
                                                                                                           (Instituto A. Machado de Soria)

sábado, 14 de noviembre de 2015

CITA


Los libros son entre mis consejeros los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer.

                (Alfonso V el Magnánimo 1394-1458)

CLARO DEL BOSQUE


    Estaba viendo la película  Ana Karenina cuándo recordé que en mi biblioteca tenía un libro a medio terminar de León Tolstoi. Estuve haciendo memoria y descarté Guerra y Paz, por ser una obra densa e inmensa que no se olvida fácilmente si se ha tenido la suerte de leerla.

    Ante la imposibilidad de recordar  fui directa al ordenador a guglear un ratito para ver si leyendo los títulos de sus obras la reconocía. Ante mis ojos se deslizaba uno tras otro y nada hacía presagiar que lo hallaría.

   Cansada de dar tantas vueltas cibernéticas cerré la página pero antes de apagarlo quise echar una miradita al blog.(¡Qué vicio!)

   Cuánta satisfacción y trabajo diario me produce el escribir y buscar los cuadros menos conocidos de los pintores impresionistas (mis favoritos), al que también se han unido mis otras aficiones por un lado la narrativa y por otro la fotografía.

   Curioseando por el contador sin  por aprender un poco de geografía internacional, con los puntos rojos esparcidos por el mapamundi los asociaba por las banderas a los países, pero al ver dos puntos muy distantes entre sí dentro de la federación rusa puse a guglear de nuevo.

    Del primer nombre solo saqué en claro que tiene que hacer mucho frío y si sería hispano hablante el que día tras día visita mi blog, (detalle que le agradezco). El segundo más próximo a la zona moscovita y cerca del mar, mejor dicho a dos enormes lagos que parecen mares, (por allí todo es a lo grande).  Eso sobre el mapa que ya conocemos que en la realidad la distancia es diferente, y recapacitando más bien está situado a casi la misma distancia.

    Yasnaya Polyana  lo escribo y cual no sería mi sorpresa al leer  su significado: “claro del bosque”. Ese era el nombre del libro  que con insistencia estuve buscando los pasados días, si no completo estoy segura que sí en parte.

   También el lugar de nacimiento de su autor y su casa actualmente es un museo. Por las fotografías se aprecia enorme y hermosa. Situada en el centro de una pradera con muchos árboles rodeándola. En un claro del bosque que nombre tan sencillo y poético y que lugar tan especial para dar rienda suelta a la imaginación y comenzar la dura tarea de crear.
  Después de tanto esfuerzo encontré el libro de Leon Tolstoi que lleva por título” La escuela de  Yásnaia Poliana”, quizás alguien siente la curiosidad de leerlo. A pesar de la jugarreta de mi memoria resulta que no andaba muy desencaminada  ¿eh?...
                                          

miércoles, 11 de noviembre de 2015

REFRÁN


Al que no fuma ni bebe vino, el diablo le lleva por otro camino.

AMANECER A LA VIDA

       Llegó empapada de grasa y suciedad, tanto que a penas traslucía su color, era pequeñita y tan delgada que cabía en una mano. Los niños la cogieron alborozados e inmediatamente llenaron un cubo de agua templada con un chorrito de su champú para bañarla, dejándola   limpia y esponjosa, su olor delicado recordaba a un bebé.

  Su pelo blanco y negro relucía tanto que invitaba a acariciarla sentir la suavidad y el ronroneo que emitía demostraba lo bien que se encontraba. La pusieron un plato de leche que la gata se bebió rápidamente, se lo volvieron a llenar y se lo tomó de nuevo. ¡Cuanta hambre tenía!

    Enseguida se acostumbró a los niños les seguía a todas partes más que una gata parecía un perrito. Pasaban los días y la gatita no tenía nombre la llamaban como se suelen llamar a todos los gatos, con ruidos y siseando, hasta que espontáneamente comenzaron a decir Michu.

  Ella corría al escuchar sus voces, saltaba por el sofá, por las sillas y cualquier mueble que reclamara su atención.

    Un día decidieron experimentar no haciéndola caso cuando se aproximaba a la puerta, entonces les miraba seguía maullando y con sus patas la arañaba indicando que su necesidad se agudizaba. Cuando la abrieron salió a toda velocidad hacia la arena del jardín donde escarbó para  desocupar su vejiga y luego taparlo.

    El frío del otoño hizo que se acurrucase en la alfombra junto al radiador, salía lo imprescindible lo sorprendente de ella es que comía de todo.

  Una vez que no tenían nada para darle  la madre le puso unas judías verdes con un poco de aceite que guardaba  en un tarro de frituras anteriores y Michu se lo comió en un pis pas. Los niños reían a la par que sus ojos la miraban asombrados. Si la gata se las había comido ya no tenían excusa para no hacerlo ellos.

    Las flores del jardín comenzaban a mostrar sus bellos colores y Michu pasaba más tiempo en él, le gustaba tomar el sol mientras dormitaba.

    Una mañana la gata apenas salió, se acurrucó en el sofá era mediodía se bajó y  se acomodó en la alfombra, no quería comer. Los niños se acercaron para ver que la pasaba y ante sus ojos se estaba desarrollando el  amanecer a la vida de unos lindos gatitos.

    Llamaron a los papás que acudieron a sus gritos prepararon una cama con una sábana vieja  colocaron en ella a Michu con sus bebés. ¡Que pequeños! ¡Si no ven! Las exclamaciones de los niños no dejaban de escucharse.

  La gata los lamía uno a uno y los colocaba para que mamaran. La fascinación de los pequeños lejos de disminuir aumentaba pero a los dos días la gata se los llevó mordiéndolos en el cuello a un nuevo hogar seguro, donde nadie les molestase. De vez en cuando aparecía por la casa a buscar algo de comer y se marchaba a continuación con sus cachorros.

    En una de esas veces los niños la siguieron para hallar su escondite los observaban con atención y cuidado para no asustarlos. Ellos  maullaban sin cesar para reclamar su alimento cuando Michu se tumbó todo quedó en silencio.

    Comenzaban a salir y la gata los guiaba hacia el jardín, pero al contarlos no estaban todos pensaron que se habían quedado en su escondite, fueron a buscarlos pero allí no había nadie más sencillamente no sobrevivieron.

    Michu sólo tenía uno el atigrado al que uno de los niños decía que iba de camuflado como en el ejército. A penas estaban en casa solo se les veía dormitar por el jardín y al anochecer corretear por él hasta que la oscuridad lo invadía todo.


   ©   

PROVERBIO HINDÚ


Un libro abierto es un cerebro que habla, cerrado un amigo que espera, olvidado, un alma que perdona, destruido, un corazón que llora.

 

domingo, 8 de noviembre de 2015

viernes, 6 de noviembre de 2015