domingo, 11 de diciembre de 2016

B.MORISOT (Biografía)


Nacida en el seno de una familia burguesa. A la edad de 20 años, Berthe Morisot conoció a Camille Corot, importante paisajista de la Escuela de Barbizon de quien fue discípula.

Pronto adquirió la técnica impresionista de pintar al aire libre, donde creaba pequeños cuadros y esbozos para grandes obras que terminaba en el estudio. Su primera participación en el Salón de París fue en 1864 con dos paisajes y continuó exhibiendo continuamente en el Salón hasta 1874, año de la primera exposición impresionista, en la que participó con La cuna.

En 1868 conoció a Édouard Manet y en 1874 se casó con Eugène Manet. Ella fue la que convenció al maestro de pintar al aire libre y lo atrajo al grupo de pintores que sería posteriormente los impresionistas.

Morisot, junto a Camille Pissarro, fueron los dos únicos pintores que tuvieron cuadros en todas las exposiciones impresionistas originales. Asimismo, Berthe fue la modelo de Manet.

Al igual que Mary Cassatt, Eva Gonzalès o Marie Bracquemond, Berthe Morisot fue relegada a la categoría de "artistas femeninas” Morisot pintaba la inmediatez, lo que veía en su vida normal.

 La figura de Berthe Morisot, junto a las de otras maestras de la pintura, quedó ensombrecida por el conjunto del movimiento y en especial de los pintores masculinos. . Mallarmé la definía como "polvo volátil": una pintura etérea, con figuras muy introspectivas y melancólicas.

La influencia de Renoir se refleja en su obra. En 1892 la galería Boussod-Valadon le dedica una exposición que tuvo un gran éxito.

La vida de Berthe Morisot se vio ensombrecida por la muerte de Édouard Manet en 1883, la de su esposo, Eugène Manet, en 1892 y la de su hermana. Educó sola a su hija, Julie Manet, con quien mantuvo siempre lazos muy fuertes. Al morir a los cincuenta y cuatro años, confió su hija a sus amigos, Edgar Degas y Stéphane Mallarmé

Murió el 2 de marzo de 1895 en París y está enterrada en el cementerio de Passy en París.

B. MORISOT


REFRÁN


La ocasión hace al ladrón.

domingo, 4 de diciembre de 2016

PRESAGIO DE TORMENTA


LOS BEBÉS


El timbre del teléfono me distrajo del bordado que esa tarde acababa de comenzar. Al descolgar escuché las voces de mis nietos, que como siempre discutían por hablar el primero.

   ¡Toñi. Toñi tenemos que darte una gran noticia!—

   A ver si me alegra la tarde—

   Síii. ¿Sabes que tenemos dos bebés?—

   De quién son?—

   Nuestros, los hemos adoptado—

   ¡No me digas! Y ¿que tiempo tienen?—

   Dos meses y se llaman Gilbert y Ball—

   ¿Son gemelos o mellizos?—

   Mellizos pero son muy distintos, Gilber se parece a mí en lo tranquilo y Ball  trastito como Daniel— decía exultante Belén.

   Habrá que darles mucho cariño y cuidados—

   ¡¡Claro abuela!!—

   Ya tenéis las cunas o solo la grandota vuestra?—

   Jajaja… que no son niños¡¡que son gatitos!!!—

Las risas de todos se oían a través del manos libres. Y yo, que contaba con dos nietos más.
                                      



©  Todos los derechos reservados.